Ir a Página de Inicio
 
  DICCIONARIO DE MITOS Y LEYENDAS MAPUCHES

ALHUE

Entre los mapuches, alma, fantasma o espectro de los muertos, que permanece junto a ellos hasta su total disolución. Según Aída Kurteff los misioneros que acompañaron a los conquistadores en el Nuevo Mundo se empañaron en hacer creer a los indios que el Alhuen era el diablo.


AUN

Ritual funerario de los mapuches que se realizaba antes de la sepultura del cadáver. De acuerdo a la importancia del fallecido variaba la importancia del rito. Su objeto era el de alejar a los malos espíritus que pudieran llevarse el alma (Ver ALHUE).

Según Aída Kurteff el ritual consistía en "realizar carreras a rienda suelta alrededor de la persona fallecida, danzar y entonar ciertas salmodias en prueba de la más alta distinción que podía brindársele al ser amado que dejaba esta vida".

"El AUN -continúa diciendo la Kurteff- también tenía el propósito de espantar la sombra de los CALCU o brujos que merodeaban por los cementerios para apoderarse del ALHUE, el fantasma del muerto, y poder utilizarlo en sus hechizos. Algunos hombres estaban a cargo de cubrir de lajas y mantas el fondo de la huesa donde se apoyaría el cadáver, y una vez colocado en su lugar, los deudos comían y bebían poniendo en la sepultura parte de los víveres para que el AM o alma participe del ritual."

"También se sepultaban junto al muerto todas sus pertenencias más preciadas, así como vasijas con granos de cereal que servirían al AM de alimento mientras no abandonase los despojos para dirigirse al RANGUIÑHUENU, el medio cielo, pues aseguraban que tras el firmamento visible había otro mundo, y esto que los humanos alcanzaban a ver es tan sólo la mitad del cielo, estando reservada la otra mitad al HUENU, cielo o más allá donde habría de ser recibido el ALHUE del difunto".


DOMUYO

Leyenda de origen mapuche según la cual el volcán del mismo nombre sirvió como hogar de la mujer blanca que enamoró al Sol, haciéndole olvidar a su primera enamorada indígena. También se dice que en un lago encantado en la cima del volcán vivía una hermosa joven custodiada por un toro rojo y un caballo negro. Allí se encontraban grandes cantidades de oro pero quienes se acercaban pagaban con su vida la ambición de poseerlo.


HUECUVU

Genio del mal que interviene en la vida del hombre destruyendo lo que este construye y enfermándolo para que no le sea posible trabajar.

Dicen que este genio supedita su accion al Pillañ y que a veces adopta la forma humana o de cualquier animal, procediendo a quemar la leña de canelo para que el hombre se vaya del lugar.

También llaman Huecuvú a ciertos valles donde proliferan hierbas dañinas, existiendo una enfermedad nerviosa y fatal en los equinos a la que denominan huecú, producida por la ingestión del coirón blanco, que a dado mativo a estudios especiales.

En los pasos cordilleranos se suele encontrar una gran cantidad de animales muertos y osamentas, lo que es atribuido por los indigenas exclusivamente a la obra del Huecuvú.


INULPAMAHUIDA

Extraño ser mitológico incluído entre los árboles animados de otras mitologías. Explican que es un árbol carente de raíces, cuyas ramas terminan en ganchos y que trepan por las rocas en cualquier punto de la montaña. Lo estiman como un aliado de la machi, al que invoca para anular la acción maléfica de otros espíritus adversos que viven en la fronda. Su nombre, perteneciente al habla mapuche, significa: "trepador de la montaña" (Inulpa, forma evolucionada de huenulún, trepar y mahuida cerro).


MELIPAL

Nombre que se da en lengua mapuche a la constelación de la CRUZ DEL SUR, existe un nombre mas arcaico MELIRITO se le rinde culto como guia nocturna.


MOCHA

Isla del Pacifico que se halla frente a la provincia chilena de Arauco. La isla MOCHA fue descubierta por Juan Bautista Pastene en 1544 y siempre conservó sus características de misteriosa. Un nombre mas arcaico es el de GUEULI y estaba habitada por una población de aproximadamente 1000 mapuches que más tarde se establecieron en Bio-Bio.


NGILLATÚN

m. La ceremonía. El ritual religioso más importante de la cultura mapuche-huilliche que dejó de practicarse en Chiloé durante la Colonia. Fue restituido -casi como símbolo- por el movimiento de la mapuchería, en algunas comunidades isleñas.

[Se forma un círculo con estaquillas, en un sitio prominente. La entrada única de este patriarcal se orienta hacia el O. y es un arco ornamental similar a los que se entrecruzan al interior, con flores y ramas de laurel. En dirección al E. se plantan tres arbolitos.

El maestro de ceremonia, con un báculo, inicia una procesión por fuera del sitio sacro, acompañado de su escolta que porta una bandera de paz y dos ramos de laurel y seguido de todos los participantes, entonando una canción de paz. El recorrido continúa por dentro, sin zapatos ni objetos metálicos y cantando o rezando temas religiosos, en `idioma'.

En este recinto se inmolará también al animal; con su sangre se hacen cruces en la frente y se fleta a las personas enfermas. El cadáver del ternero de más de dos años es retirado para ser carneado; se regresará sólo las menudencias para ser quemadas. En todo momento se ofrenda a Chau-Dios y se le rocia chicha o se entrega alimentos al Abuelito Huentreao, a Blanca Flor y al Inca Atahualpa que están simbolizados por los tres arbolitos de laurel que fueron plantados al interior.

Una vez que se han consumido los animales sacrificados, fuera del patriarcal, se baila el circular . Luego viene la fiesta. (Versión de Carlos Lincomán, cacique general de Chiloé)].

Con la colaboración de Renato Cárdenas Alvarez. Reproducido con autorización del autor de "EL LIBRO DE LA MITOLOGÍA historias, leyendas y creencias mágicas obtenidas de la tradición oral". Ed. Atelí. Chiloé, 1997.


NGUENECHEN

Según Else M. Waag significa literalmente 'el dueño de la gente', o 'el dominador de la gente' y es "la voz empleada por los misioneros para nombrar a Dios en mapuche; al Dios cristiano que debían adorar. Además hay que tener en cuenta que la catequesis consistía en desterrar toda idea religiosa autóctona para ser reemplazada por la verdadera religión revelada, en una oposición dialéctica de paganismo-cristianismo".

"Nguenechen, en cuanto término utilizado para designar un nuevo concepto de deidad, por ser alóctono, impuesto por representantes de una cultura invasora, muy agresiva y prepotente, para nombrar a un Dios que les era desconocido, no pudo ser interpretado en su verdadera significación por los nativos, puesto que le dieron un sentido opuesto asociándolo a la idea de diablo, también introducida por los evangelizadores" agrega Waag.


OÑOQUINTUI

Filtro que preparan las indias mapuches con el musgo oñoquintué (nombre científico:Funaria higromelica) para lograr el regreso de un amante ido.


REHUE

Equivocadamente es llamado REHUE por muchos investigadores al PRAPRAHUE o QUEMUQUEMU. Consiste en un conjunto de adornos que se realizan frente a la RUCA de la MACHI a consagrar, incluyendo el PRAPRAHUE, pedestal de madera sobre el cual la flamante MACHI llevara a cabo el ultimo paso de consagración. Otro elemento importante es el árbol sagrado integrado por ramas de canelo, maqui y laurel, una de cada especie atados a una estaca común que clavan en el suelo del recinto -VILLATUN-.

REHUE es un vocablo mapuche que significa EL PURO, y el ramo era llevado por los asistentes al VILLATUN como símbolo de sus puros sentimientos.

Todas las grandes ceremonias religiosas mapuches, junto con la consagración de la MACHI se realizan al pié del REHUE, el cual simboliza su poder y desde el cual toma contacto con los espíritus que inspiran sus actos.


TENTEN

:top Promontorios que se levantan en distintos lugares del territorio mapuche-huilliche los cuales se asocian con las míticas serpientes Caicai y Tentén Vilú.


LA PIEDRA TENTÉN

Durante 1964, Constantino Contreras desarrolla un estudio de etnografía lingüística en Chiloé. Entrevista en esa oportunidad a doña Loreto Llaito, de 70 años, en la isla Taucolón, en el archipiélago de Chauques. Reproducimos aquí la transcripción general que el autor publica como separata del Boletín de Filología de la U. de Chile (T. XVIII, 1966: 156-159 pp.).

"Contaban mis mayores que fue un castigo que el Señor largó. Estos ríos de aquí quedaron no más que tantitos de agua, ve. La gente se privó mariscando y pescando' (ya) que el pescado quedó amontonado. Bajo todo este larguero; esa isla bajó hasta allá; desde la Punta de Voigue hasta la Punta de Centinela. Esas dos puntas: una es Voigue y la otra Centinela. Bueno..., diz que hasta allí dio el mar..

"Cuando vino la venida de mar no hubo escapatorio de nada; vino la mar tapando lo que pudo; tapó lo que pudo de gente. Los que pudieron pasar por el banco pasaron; los que no, la misma marea que ya venía los iba llevando. Se murió mucha gente decían; le oía decir a la gente antigua. Y así los que pasaron... Y el mar comenzó a correr para arriba; ese alto lo... a repecharlo. Así... decían que se fueron mujeres, hombres, a gritos, llantos; unos que caían ya no levantaban, porque ya los venía a aplastar el mar; y otros se subían a los palos grandes: hacían marinero Allí se escapaban y que no se escapaban; lo mismo se largaban de puro susto.

"Y así que una mujer niña hubo, soltera decían, que tenía una guagüita. Como mujer joven corrió, corrió por... por el camino para arriba. Y así diz que llegó la niña; y había gente en la piedra que le nombran Tentén. Todos los palos llenos de hombres, de mujeres, las que pudieron subir. Se escapaban a nado... ¡Qué! muerte no más. Y asina (a) esa niña diz que le dijo una mujer mayor que subió arriba en la Piedra Tentén. Diz que le dijo:

--"Mira, hijita, aunque tengas dolor de tu hijito, agárralo y bótalo aquí en este lugar. Y ahí en esa muerte que haya de la guagüita -díz que le dijo- ahí va a paralizar este castigo, Señor..."

Y así la niña quería que no quería le fueron a arrebatar su guagüita v le botaron ahí. La guagüita murió allí mismo. Se ahogó el chiquito. Entonces diz que le dijo la mujer:

--"Vamos a ver ahora. Este chiquito fue cristiano; dicen que fue huerfanito, pero fue acristianado. Bendito lo que le hizo la mano del Señor. . .".

"Y así comenzó a bajar; y la piedra, mitad que estaba bajando, dio un traquido y se partió un pedazo por medio. Y la piedra diz que dijo ten, pues. Ten si que dijo la piedra dos veces. Y así le pusieron la Piedra Tentén. Y así bajó, pues, bajó. Los que subieron vivieron; los que no, allí quedaron amontonados, allí mismo. Muerto todo, todo. Lleno de gente muerta. Ya llenó el mar; aquí igual el estero ya llenó de agua. Tan sólo esa punta, allá en esa pampa que se ve de aquí, que lo vemos, esa punta dicen que no alcanzó a darle el agua. Y de aquí uno para ver, parece que esa punta fuera más alta que la de allá de Mechuque". Y dicen los de Mechuque que es más baja ésta. Y porque ésta lo ven de la cordillera -esta islita de aquí arriba- diz que, por eso, es más baja ésa Y ésta más alta. Y ahí se escapó gente también, en esa puntita, arriba, se escapó gente. ..".

"Y la piedra está allí dicen. Mi papá cuando... -por eso que lo converso-, mi papá cuando fue a buscar boqui lo halló. Diz que él que es corta vida lo halla, pues ve la piedra; pero dicen que está hundida de boque... Otro hombre mayor -estábamos allá abajo viviendo nosotros cuando pasó un año- dijo que en su juventud dio con la piedra también y había un par ... un par de patos, dijo.Y yo me fui al boqui -dijo-, pero me rendí buscando boqui -dijo ese hombre- no lo acabé de cargarlo porque estaba hecho monte el bocal.
Esa piedra no lo halla nadie. Eso (es) lo que digo yo: ahora, ¿por qué será?, tanto trajín de gente que hay, no es como antes; pero nadie dice: "Yo (no) hallé la Piedra Tentén". Porque la piedra dicen que es piuchén, pues. El que es corta vida lo halla.


Con la colaboración de Renato Cárdenas Alvarez. Reproducido con autorización del autor de "EL LIBRO DE LA MITOLOGÍA historias, leyendas y creencias mágicas obtenidas de la tradición oral". Ed. Atelí. Chiloé, 1997.


TREMPULCAHUE

Nombre de cada una de las cuatro ballenas que llevan a las almas de los muertos hasta el lugar (Isla MOCHA) desde donde parten para la lejana region de occidente. Dichas ballenas son cuatro viejas transformadas que realizan su tarea a la caída del sol de cada día, pero que ningún vivo puede ver.

Cada alma debe hacer una contribución en llancas que colocan al lado del muerto y que se utilizara para pagarle los servicios al barquero, personaje de mal genio que castiga a las almas hacinadas con el remo y cobra un plus por el pasaje de los perros y caballos que acompañan a sus amos (también en llancas).

Ambas especies animales tienen la misión de encaminar a las almas a la última morada. Notese, salvo detalles, la semejanza con lo que relata El Dante en "La Divina Comedia", incluyendo las características del barquero Caronte.