Ir a Página de Inicio
 
 

CARCELES SECRETAS DE LA CIA EN EUROPA

El Consejo de Europa aseguró hoy que “por el momento” no hay “pruebas irrefutables” que demuestren la existencia de centros de detención secretos de la Agencia Central de inteligencia (CIA) de Estados Unidos en territorio europeo.

“No existen pruebas formales e irrefutables que demuestren la existencia de centros de detención secretos de la CIA en Rumania, Polonia u otros países”, reveló el fiscal suizo Dick Marty en un informe de 24 páginas.

Marty presentó el reporte ante la máxima autoridad europea de derechos humanos tras la petición del consejo de indagar si la CIA fletaba vuelos para transportar a sospechosos de terrorismo y los retenía en centros secretos, en especial en el este europeo.

Sin embargo, Marty señaló que gobiernos europeos y sus servicios de inteligencia tenían conocimiento de los vuelos.

“Es poco creíble que los gobiernos europeos, o por lo menos sus servicios secretos, no hayan estado informados” de los polémicos fletes de la CIA, aseguró.

La alarma la dieron a finales del año pasado el diario estadounidense The Washington Post y la organización Human Rights Watch, que denunciaron que cientos de vuelos secretos de la CIA habían sobrevolado el Viejo Continente.

Según Human Rights Watch, la CIA supuestamente instaló prisiones secretas en Polonia y Rumania, aunque los gobiernos de ambos países lo han negado.

“Cientos de vuelos de aviones fletados por la CIA pasaron por numerosos países europeos”, precisó el fiscal, quien se desmarcó por el momento de la posibilidad de la instalación de cárceles secretas.

En referencia a declaraciones de funcionarios de Estados Unidos, el fiscal y parlamentario helvético declaró que hay “numerosas pruebas, coherentes y convergentes, que permiten concluir que existía un sistema de `reubicación' de la tortura”, sentenció.

“Ha quedado probado, y de hecho nunca ha sido denegado, que individuos han sido secuestrados, privados de su libertad y transportados (...) en Europa, para ser entregados a países en los que sufrieron (...) torturas”, dijo Marty.

Además se felicitó de la llegada de imágenes detalladas aportadas por la agencia europea de tráfico aéreo, Eurocontrol, y por el Centro de Satélites de la Unión Europea (UE) , especialmente sobre lugares en Rumania.

“A partir de ahora sólo podremos pronunciarnos sobre la importancia de estas informaciones”, advirtió.

El informe de Marty será debatido por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, cuyo presidente, René Van der Linden, afirmó la víspera que en la lucha contra el terrorismo “no podemos tolerar que se utilicen métodos similares a los de los terroristas”.

“Combatir el terrorismo tiene la máxima prioridad. Es una lucha común, de interés común. Pero todos nuestros socios deben respetar el Estado internacional de derecho”, recalcó Van der Linden.

Pidió a todos los gobiernos del Consejo de Europa, que engloba a 46 países, que actúen para “descubrir la verdad de este asunto” en sus respectivos países.

La comisión temporal del Parlamento Europeo sobre las actividades de la CIA en la UE anunció a principios de año que investigaría los supuestos vuelos y cárceles secretas estadounidenses en Europa.

Señaló que indagaría además la posible “complicidad” de los gobiernos europeos con los servicios secretos de Washington.

sgf

EL UNIVERSAL. 24 de enero 2006