Ir a Página de Inicio
 
 

01 de Diciembre de 2003

Una mirada sobre Indonesia
Ann Scholl y Facundo Arrizabalaga
Rebelión

Existe un profundo contraste entre la impactante belleza del lago Maninjau de aguas cálidas y transparentes, rodeado de sierras y selva donde los árboles de canela y nuez moscada impregnan el aire con su perfume; mientras los vampiros de fruta vuelan tranquilamente al atardecer entre las impactantes nubes que se encuentran tan bajas que casi se besan con el agua y la febril, caótica y contaminada Yakarta con sus EPZ (Export processing zones) y sus anillos de pobreza donde gran parte de sus pobladores viven en la absoluta destitución.

Indonesia, el collar de perlas, es un archipiélago de más de 17.000 islas, con una rica y variada mezcla de ecosistemas, culturas y lenguas. En 1949 se independizaría de los holandeses, quienes no hicieron más que extraer todas sus riquezas naturales dejando a cambio un legado de miseria. Daría comienzo así, a uno de los más sangrientos periodos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, que solo tiene parangón con los exterminios de Hitler, Stalin o Mao[i] .

Diseñada para exportar, la ciudad de Yakarta, esta rodeada de EPZ (maquiladoras) donde las grandes marcas como Nike, Adidas o Reebok manufacturan sus productos en las más terribles e injustas circunstancias. Es difícil diferenciarlas de la esclavitud. Los trabajos se realizan en condiciones infrahumanas, en un ambiente claustrofóbico con temperaturas mayores a los 50° centígrados, sin agua potable y el sueldo de un trabajador no supera a un dólar por jornada de trabajo[ii]. Tal es la desproporción que existe entre los ingresos, que para ganar lo mismo que el director de Nike, el señor Knight, ($5.200. millones de dólares) una joven asiática debería trabajar 9 horas por día, seis días a la semana, por… ¡ 100 siglos![iii] En un país controlado por el FMI y el Banco Mundial, (con su nuevo slogan "un mundo sin pobreza") todos los meses arriba a Yakarta, una nueva delegación del FMI, quienes se ocupan hasta del más mínimo detalle para seguir llevando a cabo sus "programas de ajuste"; que no son más que las mismas exigencias de siempre: aplastar a los pobres.

Luego de fallidos intentos orquestados por la CIA, para derrocar a Sukarno (el padre de la independencia) Estados Unidos optaría por un golpe de estado e instalaría al general Suharto:uno de los más corruptos y asesinos genocidas del siglo XX. Empezarían así, las masacres del 65, en donde casi un millón de "comunistas"o sea, campesinos sin tierra, serian perseguidos, torturados y asesinados. Como no podía ser de otra manera, la prensa de Occidente celebró la llegada del dictador en la tapa del New York Times: "Un rayo de luz en Asia".[iv] De esta manera, quedaría definitivamente instaurado "el paraíso para los inversores".[v]

Entonces, una vez asentado"el paraíso para los inversores" en manos de las grandes transnacionales, como las gigantes Rio Tinto Zinc, FreePort, General Motors, Leyland, Siemens, US. Steel, los grandes bancos y las petroleras por nombrar algunas; comenzarían a repartirse el trofeo. En una entrevista realizada por el periodista John Pilger, al profesor Jeffrey Winters, éste nos explica claramente como en el año 1967 hubo una remarcable reunión en Ginebra en la cual, las más importantes figuras del sector corporativo diseñaron la economía de Indonesia: "minería por un sector, los servicios por un lado, la industria liviana por otro, finanzas y bancos por otro". Luego, continúa el profesor, "Chase Manhatan se encargaría del aspecto técnico y del enmarque legal" [vi]. Apoyado esto, en una "ley de inversiones extranjeras"[vii] -que no exigió el pago de impuestos por al menos 5 años- devinieron como resultado, fabulosas ganancias. A modo de corolario, deriva la terrible carga de la deuda externa -que de acuerdo a un economista de Indonesia- el 95% de la deuda externa de 80.000 millones de dólares fue contraída por no más de 50 personas y sin embargo son los 200 millones de habitantes quienes deben sopesar las consecuencias.[viii]

En complicidad con Occidente, más precisamente EEUU e Inglaterra, supliendo apoyo diplomático y armamentístico, en el año 1975 ocurriría la ignominiosa invasión de Timor Occidental, que dejaría un saldo de 200.000 cadáveres… un tercio de la población. Ya nos lo anunciaba, Frankling Delano Roosevelt cuando, sarcásticamente reconoció que: "Timor merecía independizarse, pero que no debían ser muy impacientes, sugiriendo que debían esperar 1000 años".[ix] Mas tarde, acontecería el perverso encuentro que tuvieron el presidente Ford y Henry Kissinger con el general Suharto en 1975 en el cual otorgaron a éste, una "luz verde" para la invasión. Así, lo aclaraba Philip Liechty, quien fue funcionario de la CIA en Yakarta: "La invasión se retrasó dos días para que pudieran desaparecer de la escena. Nos ordenaron dar a los militares indonesios todo lo que quisieran. Vi al servicio de inteligencia más contundente; el lugar era un campo de tiro. Mujeres y niños eran acumulados en escuelas que posteriormente eran incendiadas y todo esto porque no queríamos que un pequeño país se convirtiera en un asociado de las Naciones Unidas neutral o izquierdista".[x] Luego vendrían los "dobles discursos"(abstenciones en el voto de las resoluciones de la ONU que condenaban la invasión ,"ventas ocultas"de armas bajo prohibición expresa del Congreso de Estados Unidos o de un embargo declarado por la Unión Europea) y la "ética" como principal impulsor la política exterior de Gran Bretaña a través del ahora "arrepentido"Robin Cook -ex ministro de política exterior- suministrando armas, especialmente los aviones de combate "Hawk", que vienen bombardeando implacable y despiadadamente las aldeas en Timor desde el comienzo de la invasión. Conflicto que, sin el apoyo de éstas, nunca hubiera podido llevarse a cabo. Como tan elocuentemente lo dejó sentado el obispo Belo (Premio Nóbel de la paz en 1996, compartido con José Ramos Horta) en el teatro de Westminster en Londres, en un claro mensaje a Tony Blair: "Por favor, se lo ruego, no sostenga un conflicto que sin las ventas de armas de Inglaterra a Indonesia nunca se pudo haber mantenido por tanto tiempo". [xi] Cuando Suharto visito Washington en 1995 fue aclamado"our kind of guy"[xii]… Suharto, el de los "ríos de sangre" todavía les era útil, alguien fácil para hacer negocios. Sin embargo dos años más tarde iba a caer en el abandono, al dudar en aplicar con mano firme, las exigentes medidas del FMI. Llegaría así a su fin, una de las más crueles dictaduras de nuestro tiempo. Lamentablemente el retorno a la democracia no sería más que una falacia, ya que Indonesia continuaría bajo el firme control de una elite muy poderosa: las instituciones financieras, y ese minúsculo, condescendiente puñado de corruptos que históricamente han hecho de la explotación su profesión. ¿Cómo recuperar la dignidad de un pueblo después de tantos años de opresión? ¿Cómo construir una nueva sociedad después de tanto terror, miedo y violencia? Indonesia se encuentra vulnerable al insaciable apetito de los vampiros de las finanzas quienes en su inconmensurable afán por las ganancias son los cómplices y responsables directos de tamaña infamia. Precisamente, "los guardianes de la libertad" -junto a los generales- son los grandes culpables. Así lo sostiene Edward S. Herman quien dice que si hacemos una aplicación estricta de la ley internacional, en los últimos 50 años, hubiera llevado a que todos los presidentes de los EE.UU., recibieran el tratamiento de Nuremberg: desde Harry Truman a Bush.[xiii]

Hoy en Indonesia, aproximadamente más de la mitad de la población viven bajo la línea de pobreza, en un país que es tan rico biológicamente que tal vez solo puede compararse con Brasil. Los "programas de ajuste" orientados a construir una economía exportadora, con la consiguiente reducción del gasto social, en sectores tan vitales como son la educación o la salud no son simplemente frías estadísticas, como nos los quieren hacer creer los burócratas desde sus confortables oficinas. Son terribles realidades como la que presenciamos en Bukitingui en la isla de Sumatra: una mujer con la pierna inflamada, a punto de estallar por la gangrena, mendigaba al costado de una asquerosa vereda; parte del pie ya no existía, mientras horrorizados observábamos como lloraba de dolor y en vano trataba de espantar las moscas, que se acercaban de a montones. Quizás sería apresurado acusar al presidente del FMI. De todas maneras, éstas son las consecuencias directas de decisiones tomadas en el directorio de dicha entidad. No son; meras cifras. Los "programas de desarrollo"del Banco Mundial que en muchos casos son otorgados de manera irresponsable, a genocidas, torturadores, corruptos y dictadores alrededor del mundo; terminan por ende, en atroces proyectos, como el denunciado por el Obispo Belo, donde bajo la fachada de un "programa de control de la natalidad" se estaba llevado a cabo la esterilización forzada de las mujeres de Timor.[xiv] En Aceh, en el norte de Sumatra, sus pobladores viven bajo la constante amenaza de las siniestras Kopassus (fuerzas especiales) en donde la gigante Exxon Mobil las utiliza, para vigilar sus intereses.[xv] También ocurre lo mismo en Papua Nueva Guinea, al tiempo que sus habitantes resisten en una silenciosa lucha, mientras Freeport, saquea los minerales dejando a cambio solo "ríos de polución". [xvi] "Lo que pasando con Papua es un vergonzoso caso de abandono y traición" sostiene José Ramos Horta, "está sucediendo lo mismo que ocurrió con los habitantes de las Américas cuando los europeos arribaron, simplemente están despojando, asesinando a sus habitantes en pleno siglo XX".[xvii]

Hasta que no haya una verdadera integración entre las personas, basada en la dignidad y en el respeto mutuo, libre de los dictados de una tiranía económica, en su petulante intento por rediseñar el mundo y por ende, acaezca una verdadera justicia, donde primen la libertad y la igualdad, por sobre las ganancias. Cuando se termine de una vez por todas y para siempre, con el infame trafico de armas, en el que, los perpetradores de violencia imponen su razón a través del fusil, hechos como estos continuarán ocurriendo, para desgracia y vergüenza de la humanidad.

[i] Chomsky Noam, Por que deben preocuparse por Timor Oriental los estadounidenses. Rebelión, 1999

[ii] John Pilger, The New rulers of the world. Pag,16 Verso 2002

[iii] Global exchange. Nike don't do it. 1997.

[iv] Noam Chomsky, Por que deben preocuparse por timor Orienal los estadounidenses. Rebelión, 1999

[v] Íbid.

[vi] John Pilger, The New rulers of the world. Pag,39 Verso 2002

[vii] Ibid.

[viii] Noam Chomsky. Rogue States. Pag 102 India Reserch Press. 1999

[ix] Noam Chomsky. End the atrocity in East Timor. The Guardian of the socialist party of Australia. March 22,1195

[x] John Pilger. The Guardian 7 de septiembre de 1999. Los padrinos de Yakarta -es una hipocresía grotesca las lágrimas de Tony Blair por los niños de Dunblane-.

[xi] John Pilger, Hidden Agendas. Death of a Nation: The Timor conspiracy. www.itv.com

[xii] Noam Chomsky. Rogue States. Pag. 53 India Reserch Press. 1999

[xiii] Edward S. Herman. Z Magazine, Clinton es el Principal Criminal Activo de Guerra del Mundo. Diciembre de 1999

[xiv] John Pilger, Hidden Agendas .Pag 307. Vintage 1998

[xv] Al Gedicks, Resource War in Aceh. Z Magazine. July/August 2003

[xvi] Russel Mokhiber and Robert Weissman . Corporate Predators. Common Courage Press. 1999

[xvii] Jose Ramos Horta. The ark of resistance. New Internationalist. November 1999