Ir a Página de Inicio
 
 

Expansiva tendencia basada en introducir la espiritualidad al ambiente laboral

LA INTROSPECCION AL PODER

POR MIGUEL GRINBERG*

Retiros espirituales, meditación de origen variado y muchos libros sobre el significado de la fe, están convirtiéndose en recursos preferidos de oficinistas y obreros que, si bien parecen tener resueltos sus problemas materiales, empiezan a cuestionarse seriamente sobre el sentido de estar vivos, especialmente en tiempos donde la hiper-tecnología parece detonar graves problemas de deshumanización.

ESPIRITUALIDAD Y TRABAJO

De modo creciente, en numerosas empresas de Estados Unidos, Europa y hasta de América Latina, los temas espirituales aparecen entre los asuntos debatidos por los empleados, e inclusive no es raro que se programen entre ellos encuentros de introspección meditativa. Esto significa que un número prominente de trabajadores incorpora a su accionar cotidiano no sólo temas que antes estaban reservados para los establecimientos religiosos, sino que se incluyen debates sobre valores humanos, principios éticos y el sentido de la vida.

En un artículo publicado recientemente con la firma de Diego Ribadeneira en el diario norteamericano Boston Globe, el periodista explica que "desde grupos de oración centrados en el estudio de la Torá hebrea, pasando por intervalos de meditación budista, todo se produce como una forma de hallar armonía en el trabajo, pues la promesa de un gordo cheque salarial o de un buen ascenso no impide que muchos individuos --al finalizar el día-- ¡tengan una enorme sensación de vacío!".

El alcance y las dimensiones de este nuevo movimiento no ha podido ser evaluado hasta el momento, pero su crecimiento se aprecia simplemente al observar las carteleras de actividades extralaborales en establecimientos importantes, no sólo en la región de Boston.

Días atrás, en esa ciudad se realizó una conferencia-debate sobre el tema "Espiritualidad y Trabajo", y en vez de los clásicos gurúes de la New Age acuariana, los panelistas fueron numerosos empresarios no visualizados antaño como promotores del misticismo.
Uno de ellos fue Tom Gegax, fundador de la compañía Tires Plus de Minnesota, cadena del Medio Oeste estadounidense con 130 locales dedicados a la venta de neumáticos y alrededor de 1.500 empleados. Explicó que en vez de convocar técnicos sobre "calidad total", "management integrado" o "teoría de la durabilidad del caucho sintético", ha invitado --para que les hablen a su personal-- a eruditos como el doctor Deepak Chopra, autor de numerosos best-sellers, para que ayude a su gente a reflexionar sobre el hecho de estar vivos.

"Existe realmente en el ambiente laboral un anhelo de bienestar espiritual", comentó Gegax, que incluso acaba de escribir un libro titulado El Juego de la Vida: autocapacitación sobre los secretos del éxito.
Una tendencia análoga puede verificarse en el mundo empresarial de Brasil, que no gira apenas en torno de los temas de la globalización financiera y de las limitaciones creadas por las políticas de defensa ambiental, sino que se enfoca en un punto poco conversado en otras regiones del Mercosur: el ámbito espiritual de los ejecutivos y los trabajadores.

TÉCNICA MILENARIA

En este sentido, fue reveladora meses atrás una edición de la revista semanal Isto É, que rivaliza en los quioscos brasileños con la ya tradicional Veja, y otra más nueva llamada Época. La nota de tapa se titulaba MEDITACIÓN: Cómo usar esa técnica milenaria, y en los subtítulos resaltaba "para vencer la crisis, escapar del stress cotidiano, ganar energía, mejorar su concentración y tomar decisiones difíciles". La foto que dominaba la escena no era la de un típico navegante místico de la Era de Acuario --adornado con los implementos típicos de la New Age-- sino la de un joven emprendedor sentado con las piernas cruzadas sobre su escritorio, de correcto traje claro y con los ojos cerrados en actitud introspectiva.

El editorial consignaba palabras del empresario francés, Hugues Ferté, director general de una subsidiaria de los poderosos laboratorios Valda, dirigidas a los empleados de la sucursal en Brasil. Al recomendarles la práctica de media hora de meditación en el horario del almuerzo, expresó: "si vamos a aplicar una reingeniería del proceso decisorio y creativo, tenemos que ocuparnos del paisaje interno de las personas que trabajan aquí, no apenas de los mecanismos externos".

Ferté ordenó la creación de un amplio jardín en el entorno de la sede de la firma en la región de Jacarepaguá (Río de Janeiro), adornado con varias fuentes, y es allí donde diariamente el personal de Valda se reúne para la práctica meditativa, sentado sobre confortables almohadones. En caso de lluvia, la actividad se lleva a cabo en un acogedor salón vecino al jardín.

Cuando el jefe de Redacción de Isto É encomendó a las periodistas Gisele Vitória y Liana Melo la producción de la nota especial, ambas confesaron que suponían que el tema central consistía en sentarse quieto en un rincón y que se trataba mas bien de una actividad de grupos esotéricos. Vitória destacó luego que "me quedé sorprendida al descubrir que existe una meditación activa, hecha con ejercicios y danza, y que es asumida por gente que no tiene la menor conexión con el esoterismo". La misma periodista comprobó días después que en medio del torbellino bursátil que aqueja a la Bolsa de Valores de San Pablo [Bovespa] en los últimos tiempos, uno de los operadores se había sustraído de la baraúnda general y meditaba completamente ceñido a su introspección.

La nota publicada cubrió siete páginas de la edición de la revista y se abría justamente con una foto tomada en la Bovespa, donde el operador Sidney Martins --de la firma de bolsista Spinelly-- alzaba sus brazos con los ojos cerrados en el centro de la acción mercantil. Bajo el título destacado Una fuerza contra la crisis, el copete manifestaba: "La meditación sobrepasa la frontera del esoterismo y se vuelve una herramienta para enfrentar las presiones de la vida cotidiana". En la página opuesta, otra foto tomada en el jardín de la presidencia de Valda, con empleados meditando y este epígrafe: "ritual diario que aumenta la productividad".

LIDERAZGO NATURAL

Como síntoma expresivo de esta tendencia, circula en Brasil la undécima edición del fascículo bimestral titulado Planeta Meditaçao, dirigido por Mirna Grzich, experta en el tema. Cada número de la publicación es acompañado por una meditación orientada y grabada por la especialista --que anteriormente dirigió una exitosa colección sobre ángeles-- y media docena de temas de World Music útiles para estimular la introspección. El número inicial vendió noventa mil copias solamente en la ciudad de San Pablo y ahora se distribuye en las mayores capitales de Brasil.

"Tomé contacto con las disciplinas meditativas durante la década del ´80 cuando vivía en California y me atrajo el budismo tibetano, y comprobé que meditar es la única manera de estar conectados con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea", manifiesta Mirna, agregando que "no se trata de una píldora milagrosa que se toma de vez en cuando sino de una práctica constante, y así como el paracaidista descubre el potencial de su equipo en el momento de saltar al vacío, lo mismo ocurre con el meditador".

Los análisis de ventas del fascículo practicados por los editores de los mismos, comprobaron que en su mayoría tienen de 36 a 45 años, la mitad completó estudios universitarios y el 15 por ciento ostenta algún diploma de posgraduado. El 26 por ciento se desempeña en el sector privado y el 24 por ciento se dedica a profesiones liberales. El número de hombres y mujeres que meditan en el mundo empresarial es parejo, y uno de los números fue dedicado expresamente al desempeño laboral.

En otros círculos empresariales --como la Asociación Brasileña de Recursos Humanos-- los temas vivenciales y espirituales no son tabú. El consultor César Romao pondera el poder del liderazgo espiritual, y afirma que "uno de los mayores problemas del mundo actual no es consecuencia de la globalización, de la inflación o de las diferencias sociales, sino de las dificultades que la gente tiene para soñar. Tal vez este sea el mayor drama vivido por los jóvenes cuando miran hacia sus padres, hacia la vida, y por no encontrar perspectivas futuras se aferran a la existencia de manera pesimista, y deciden que soñar no sirve para nada, que es mejor dejar de soñar, para no sufrir decepciones más tarde".

Tanto Romao --que escribe en el tradicional diario Estado de S. Paulo--como otros consultores brasileños, consideran que el liderazgo espiritual es una fuente de energía inestimable, pues crea un estado mental que permite que la organización deje de ser una isla productiva en medio de millares de otras, a fin de conectarse con la energía fundadora del universo. Muchos indagan hoy esas fuentes en busca de enseñanzas para crear sus propias empresas, de modo de mantener firme su integridad en medio de mercados volátiles o en disolución, "como peñones en medio de un océano revuelto". El líder espiritual es mucho más que un administrador: sueña y realiza aunque las condiciones circundantes parezcan impropias.

HERRAMIENTA PSICONÁUTICA

La meditación no se vincula necesariamente a una práctica religiosa. Las técnicas más usuales giran en torno de ejercicios respiratorios introspectivos, concentración, imaginación dirigida, estímulo sonoro, observación de imágenes geométricas o trabajos de inspiración espontánea ceñidos al estímulo del potencial intuitivo.

Las técnicas básicas de meditación son efectivamente milenarias y hay una para cada configuración individual. El fin del milenio, por lo visto, no desecha esta antigua herramienta psiconáutica que según el ya fallecido maestro tibetano Chogyam Trungpa --autor del excelente libro Meditación en Acción-- consiste en establecer una relación amistosa con quien uno es realmente.

Finalmente, Ellen Hayakawa, presidenta y directora ejecutiva del Centro de Elevación Espiritual de Vancouver (Canadá), que con frecuencia dicta charlas a pedido de importantes empresas, expresa que "si el trabajo es la expresión creativa del espíritu humano, entonces obviamente tiene sentido que las personas interesadas en expresar su creatividad planteen búsquedas de tipo espiritual".

Del mismo modo, Lake Lambert --profesor de teología en el Wartburg College de Iowa-- especifica que "hace 15 años, cuando las empresas advertían cierta desazón en sus empleados, lo cual afectaba su desempeño, les recomendaban que buscasen el apoyo un psicólogo. Luego, al asumirse un vínculo entre salud y productividad, la tendencia empresarial fue construir gimnasios en sus dependencias... pero hoy el tema ineludible es la salud espiritual."

Carlos Emediato, consultor empresarial y ejecutivo del Instituto Brasileño de Estudios sobre el Futuro, comenta que "en nuestro ser hay capas a las que no se llega con los recursos intelectuales: la meditación va más allá del terreno analítico". Emediato coordina grupos de meditación para psicólogos, educadores y consultores financieros, y además de las técnicas básicas --según las circunstancias-- recurre a danzas circulares, ejercicios de concentración, prácticas corporales, contactos con la naturaleza y visualizaciones. Y añade que "La meditación es un instrumento potente para armonizar nuestras diferentes dimensiones: la corpóreo-sensorial, la afectivo-emocional, la intelectual-racional, la intuitiva-imaginativa y la imaginación propiamente dicha".

Se trata apenas, como se dice con frecuencia, "de la punta del iceberg". Una vorágine de acontecimientos de este cariz va intensificándose sin cesar en nuestra región del globo, y en el planeta entero. Es una vivencia suprema. Un salto cuántico. Sepamos pues hallar nuestra órbita en semejante torbellino revelador. No es preciso organizar nada.
Sucede: y nos convida. Espontáneamente.
* Creador de la técnica meditativa Holodinamia, para el desarrollo natural del potencial intuitivo.