Ir a Página de Inicio
 
  11 de Noviembre del 2002

Nuevas Evidencias de que la Esclavitud se "Practica Todavía" en Mauritania

www.afrol.com
Aunque la esclavitud fue prohibida en Mauritania hace 21 años, el gobierno ha sido acusado de nuevo por no reforzar la ley en la práctica. Al contrario, el trabajo de las organizaciones en contra de la esclavitud está considerado como un crimen.

Mientras tanto, la continuada y extendida existencia de la esclavitud se puede documentar.

Amnistía Internacional (AI) presentó ayer nuevas evidencias que indican la existencia de esclavitud en Mauritania e indica que "no parecen haberse tomado ningunas medidas concretas para hacer la abolición de la esclavitud una realidad".

Actualmente, la prohibición de la esclavitud ha existido durante 21 años. "El gobierno de Mauritania debe dejar de violar sus propias leyes y acabar urgentemente con la esclavitud, algo abominable contra la dignidad y la libertad humanas", añade AI.

La esclavitud en el siglo XXI en Mauritania es un amplio tema de discusión. En 1981, la esclavitud fue suprimida legalmente después de numerosas protestas contra la venta de una mujer. A ello le siguió un periodo de optimismo, pero el poco interés del gobierno mauritano por reforzar la ley impidió, sin embargo, que la práctica se siguiese llevando a cabo mediante nuevas y ocultadas formas.

La prohibición de la esclavitud no fue seguida por las medidas necesarias. No hubo campaña alguna para informar a los esclavos de sus derechos. No dieron ayuda legal a las personas esclavizadas para poder verse liberadas. Cualquier esclavo que se escapó no ha tenido protección legal alguna.

En 2001, M'bareck Ould Bilal Ould Braïkat, de 17 años de edad, escapó de la esclavitud, huyendo en busca de sus tres hermanos menores, una joven hermana y su madre, todos esclavizados por, al parecer, cuatro hermanos nómadas. Según M'bareck, pasó su vida cuidando de los animales, sufriendo insultos verbales durante todo el tiempo y azotado. No había recibido nunca enseñanza alguna.

Después de que M'bareck se dirigiese al gobernador regiona para solicitar su protección y la de su familia, la gendarmería solamente le interrogó sobre quien era la persona que le había puesto en contacto con la ONG 'SOS Esclaves', organización anti-esclavitud prohibida en Mauritania.

Además, existe discriminación contra los que han sido esclavos, que no podrían contar con una educación más alta o puestos importantes. "No hay medidas oficiales para tomar acción y crear los remedios necesarios para suprimir completamente la esclavitud y poner fin a la impunidad de sus perpetradores", explica Amnistía Internacional.

Hay tres principales comunidades étnicas en Mauritania: "los moros de piel clara, que tienen el poder político, los moros negros o haratin, considerados generalmente como descendientes de los esclavos, y los negros que vienen del sur del país", explica AI. En su informe se criticaba especialmente a los moros de piel clara, ya que ellos mantienen el sistema de esclavitud en su propio beneficio.

La élite en el poder estaba cementando esta situación declarando ilegales a los grupos de defensa de los derechos civiles y a los partidos políticos que defendían los derechos de la población negra. A comienzos de este año, el partido de la oposición 'Acción por el Cambio' fue ilegalizado debido a sus críticas al racismo.

El partido había exigido los mismos derechos para la población negra.

Además, el grupo 'SOS Esclaves', en contra de la esclavitud, ha sido oficialmente rechazado. Los activistas y otros defensores de los derechos humanos, por lo tanto, "trabajan bajo amenaza constante de detención y encarcelamiento", denuncia AI.

En 1998, cinco defensores de los derechos humanos, incluyendo a Boubacar Messaoud, Presidente de 'SOS Esclaves' y Fatimata M'baye, Vice presidenta de la 'Asociación Mauritana para los Derechos Humanos' fueron condenados a cárcel durante 13 meses por sus actividades y campaña contra la esclavitud.

También a los representantes de Amnistía se les había prohibido visitar Mauritania con la intención de realizar investigaciones para el informe 'Mauritania: Un futuro libre de esclavitud', que presentaron ayer. El informe contiene una serie de recomendaciones detalladas para la verdadera abolición de la esclavitud.
- La acción contra la esclavitud y contra los abusos de los derechos humanos se ha continuado durante todo este tiempo, concluye AI. "Es hora de que el gobierno se acerque al problema activamente, dejando de negar su importancia", pide la organización.

Los activistas de derechos humanos también piden a la comunidad internacional animar al gobierno de Mauritania para que se enfrente abiertamente al tema. "Se debe también apoyar abiertamente el trabajo de las organizaciones para la defensa de los derechos humanos, que trabajan contra las prácticas de la esclavitud en países como Mauritania".

Mauritania obtiene importante ayuda económica del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional y de la Unión Europea, dedicada especialmente a reducir la pobreza. No se ha documentado que cualquiera de estas instituciones haya planteado en alguna ocasión la cuestión de la esclavitud al negociar con el gobierno de Mauritania