Ir a Página de Inicio
 
 

Peyote/Mescalina

El cacto divino peyote, al cual Schultes denominó el "prototipo de las plantas alucinógenas del Nuevo Mundo", sólo crece en el valle de Río Grande, desde la frontera de Texas hasta justo el norte de la ciudad de México, y partes del sudoeste de Estados Unidos. El nombre proviene del azteca peyotl; su uso se remonta hasta antes de la invasión de los españoles, quienes lo llamaron "la raíz diabólica" y la asociaban con paganismo y demonología. Los antiguos historiadores europeos, Sahagún y Hernández, lo describieron como un protector supernatural del miedo; daba a los indios la valentía para luchar y les inhibía el hambre y la sed (como la coca para los incas); otorgaba también clarividencia y visiones "ya fueran pavorosas o hilarantes".

El peyote debió haber sido la primera droga psicoactiva en ser prohibida en el Nuevo Mundo; sea como fuere, su historia se asemeja a los demás alucinógenos nativos. Tras siglos de represión religiosa-política, su uso en rituales sobrevivió en pocas tribus mexicanas: la Huichol, Cora y Tarahumara. Los huicholes actuales aún se reúnen para su peregrinación anual y para celebrar sus ceremonias con peyote. Pero fueron los indios de las praderas quienes redescubrieron y revitalizaron el culto al peyote en la década de1880, cuando políticas norteamericanas hicieron emigrar a los Kiowas y Comanches a México. El uso del peyote se expandió rápidamente entre otras tribus, incluyendo la Cheyenne, Pawnee, Arapaho, Chippewa, Blackfoot, Crow, Sioux, Delaware, casi 50 en total. Dos indios, John Wilson (o Wovoka, líder del movimiento Ghost Dance) y Quanah Parker (jefe Comanche) tuvieron experiencias religiosas con peyote en México, y fueron los líderes del culto en Estados Unidos. La nueva religión, de alguna manera cristianizada, le sirvió favorablemente a los indios en un momento crucial de su historia; cuando fueron hacinados en reservas y sufrieron la represión de su cultura. El peyote es una sustancia más segura que el "grano mescal rojo", su predecesor en cuanto sustancia psicoactiva con usos religiosos y mágicos.

El peyote (Lophophora williamsii) es un cacto sin espinas de color verde grisáceo con una cabeza en forma de domo con moños de pelillos blanquecinos y una raíz alargada como una zanahoria. Tienen una floración de corta duración, y da una flor blanca. Los cactos florecen en racimos, y las raíces están interconectadas bajo tierra. La planta contiene cerca de 50 alcaloides, pero la mescalina psicoactiva se encuentra en la parte de arriba. La parte de arriba de estos cactos (llamada botones de peyote o mescal) es segmentada, y al ser cortada y secada al sol, mantiene su potencia por un largo tiempo y a grandes distancias, pero de alguna manera son más poderosos cuando están frescos. Toma varias horas masticar los botones (luego de remover los pelillos blanquecinos), debido a su dureza y extremada amargura que provoca vómitos. Los usuarios no indios relativamente inexpertos, a menudo convertirán los botones en polvo para comerlos con miel o bebidos con jugo de frutas o con té; sin embargo, igualmente toma un rato digerirlos.

El Peyote es el sacramento de la Native American Church, que tiene alrededor de 250 mil miembros indios, o cerca de un tercio de la población india de Estados Unidos. Esta iglesia se organizó en 1918 con la ayuda de James Mooney, antropólogo de la organización Smithsonian Institution, quien fue registrado como el primer blanco que participaba en un ritual con peyote, a principios de la década de 1890. La represión religiosa, especialmente por parte de los hostiles grupos misioneros cristianos respaldados por el estado y los legisladores federales, no disminuyó sino hasta 1937, cuando se legalizó el uso del peyote sólo en servicios religiosos y por miembros fidedignos de la Native American Church. Sin embargo, algunos estados prohibieron completamente el uso de peyote (California, por ejemplo) hasta la década de los 60.

Las reuniones de adoración del peyote se realizan generalmente en teppes, luego del ocaso, los domingos por la noche. Los asistentes a estas reuniones se sientan en círculos alrededor de un altar en forma de media luna, mastican entre cuatro y 30 botones y se comunican directamente con el Gran Espíritu gracias al peyote. El "roadman" actúa de curandero, encabezando el servicio con rezos y cánticos, controla la dosis y programa la ceremonia. Este es ayudado por el Jefe del Cedro, el Guardián del fuego y alguien que va marcando el ritmo, quienes tienen tareas explícitas y ocupan elementos propios del ritual. Al igual que las ceremonias con hongos, las largas reuniones nocturnas terminan con una comida matutina comunitaria al amanecer. En comparación con el baile salvaje de los Tarahumaras (descrito por observadores occidentales desde Lumholtz hasta Artaud), y las coloridas pinturas de cuentos que describen la mitología peyote de los Huicholes; la ceremonia de la Native American Church es solemne y se basa en rezos y meditación.

Louis Lewin, el psicofarmacéutico alemán que realizó la primera clasificación sistemática de las drogas que alteran la mente en todo el mundo (Phantastica, 1924), obtuvo un poco de extracto de peyote del laboratorio Parke-Davis Pharmaceutical Labs en Detroit, en la década de 1880. Sus estudios sentaron las bases para el aislamiento de mescalina en 1896 por Arthur Heffter. La mescalina ( trimethoxyphenethylamine) no es un indol como la mayoría de las drogas psicodélicas, pero se relaciona estructuralmente a las hormonas provenientes de las glándulas suprarrenales y al estimulante sintético metamfetamina, que actúan enérgicamente sobre el sistema nervioso periférico. Debe suceder que la mescalina realmente se convierte en una estructura indol una vez en el cuerpo. Las náuseas provocadas por el peyote se reducen considerablemente, si no completamente, cuando se utiliza mescalina sintética.

Artistas e intelectuales, al igual que científicos y antropólogos, se sintieron atraídos por la mescalina, que recibió su nombre a partir del grupo consumidor de peyote llamado Mescalero Apaches. Fue el primer extracto alucinógeno sintético disponible, y se utilizó exclusivamente durante los primeros 50 años de investigación con drogas psicodélicas.

Para los antiguos auto experimentadores, los aspectos más interesantes de la mescalina eran los increíbles efectos visuales que producía. S. Weir Mitchel, uno de los doctores más importantes de Estados Unidos, escribió en 1896 acerca de "la belleza y el esplendor de lo que vio", describiendo torres góticas, enormes piedras preciosas que brillaban con una "luz interior" e increíbles cintas de colores flotando por el espacio. El sexologista pionero Havelock Ellis la ingirió por la misma época, y describió "gloriosos campos de joyas", formas monstruosas y paisajes fabulosos. Ellis le mostró a W.B. Yeats botones de mescal, y el poeta alucinó con dragones en una avenida de Chelsea. Aleister Crowley le entregó a ciertos miembros de la audiencia, en una de sus conferencias en 1910, una dosis de extracto de peyote que había conseguido en Estados Unidos. Williams James, quien teorizó acerca de la expansión de la conciencia y la experiencia religiosa luego de inhalar gas hilarante, trató de mascar un botón que se lo había dado Mitchell, pero se abrumó de tal manera con las nauseas que no pudo disfrutar su viaje. Experimentos con peyote se realizaban entre los miembros de la vanguardia de Greenwich Village, 40 años atrás, antes de que Beats fuera atrapado llevando la parte de arriba de dichos cactos psicodélicos.

Luego de que Spacth sintetizara el agente activo del peyote en 1919, científicos alemanes lo estudiaron intensamente por una década. Heinrich Kluver, tras usar mescalina, publicó el estudio más importante jamás realizado sobre visiones psicodélicas. Él desarrolló la idea de "formas constantes" como un lenguaje visual de alucinación. Las visiones típicas con mescalina son figuras geométricas simétricas de colores brillantes, alfombras orientales transparentes, caleidoscopios en los diseños de los papeles murales, figuras con forma de telas de araña, edificios góticos, espirales, prismas y otros patrones vistos en dos, tres o cuatro dimensiones, de tamaños desde diminuto a gigante. Todo está bañado por una luz intensa que emana de una fuente desconocida. Huxley describió esta experiencia como el descubrimiento de "la equivalencia psicológica de un región geográfica hasta ahora inexplorada".

Entretanto, Beringer inició un estudio psiquiátrico usando hasta 500 miligramos (una dosis estándar de mescalina tiene una potencia 100 veces menor que la psilocibina y 1.400 veces menor que el). Lewin se interesó en los efectos psicológicos y ubicó la mescalina en la categoría de "phantastica", término predecesor de "droga psicodélica".

Al igual que otras drogas psicodélicas, la mescalina bloquea el complejo neuromuscular y altera el patrón de la actividad eléctrica cerebral en los centros mentales más profundos. Los efectos de la mescalina se manifiestan progresivamente en un período de varias y duran entre 8 y 12 horas. Los efectos iniciales incluyen náusea, pesadez corporal y probablemente espasmos musculares en las piernas sin importancia. La experiencia con mescalina es similar a la del LSD y psilocibina, excepto por la exquisita riqueza de visiones y una tendencia a provocar una catarsis emocional.
La tolerancia a la mescalina ocurre, pero no tan rápidamente como en el caso del LSD y la psilocibina; ésta es una de las razones por la que las reuniones con peyote pueden llevarse a cabo semanalmente. Entre estas tres grandes drogas psicodélicas también se produce una tolerancia cruzada, en varios grados. Sus efectos se suelen aumentar rápidamente y anular con tranquilizantes. Mientras las arañas a las que se les ha suministrado LSD construyen redes perfectas, las arañas en mescalina construyen redes irregulares; y a las que se les da dosis más altas, no se molestan en construirlas.

El interés por la mescalina decayó hasta que el descubrimiento de LSD revitalizó la investigación de drogas psicodélicas. Los psiquiatras canadienses Osmond, Hoffer y Smythies usaron mescalina para conseguir la primera prueba de la base bioquímica de la esquizofreniay tuvieron gran éxito en curar alcoholismo. Sus informes hicieron a Huxley interesarse en la droga, y él señaló que ésta es "sin duda la experiencia más extraordinaria y significativa de Visiones Beatíficas". Para Huxley, el LSD y la mescalina eran neuroquímicos para la educación y la iluminación. En su novela premescalina Un Mundo Feliz, la droga soma, si bien provocaba euforia y alucinaciones, básicamente sedaba a sus usuarios manteniéndolos políticamente reprimidos. Huxley, gracias a su experiencia con drogas psicodélicas, llegó hasta moksha, un extracto de un hongo que sirve como sacramento psicodélico en su novela Isla; el fundamento de una futura cultura de comunidad psicodélica.

En cuanto droga callejera, la mescalina escasamente puede encontrarse. Su síntesis es mucho más difícil que la del LSD, y cuando aparece realmente para consumo ilícito, siempre es en forma de sulfato de mescalina, un cristal blanco envuelto en una gran cápsula. El costo de la verdadera mescalina en la calle, generalmente sobrepasa los cinco dólares por dosis: Sin embargo, las posibilidades de conseguir la genuina es una en 50; grandes cápsulas de gelatina rellenas con pedazos cafesosos de peyote aparecen de vez en cuando. Botones secos de peyote se distribuían ocasionalmente fuera de Southwest, y hasta hace un tiempo costaban 35 centavos cada botón (se necesitan entre tres y seis para viajar), mucho menos cuando se obtiene en cantidades mayores en Texas.

El ejemplo de la exitosa lucha política de los nativos americanos usuarios de peyote tuvo gran influencia en la subcultura que generaron las drogas psicodélicas en la década de los 60. El gran festival psicodélico realizado en San Francisco en 1967 se llamó un "powwow". Estas "Reuniones de tribus" congregaron a miles de hippies drogados de Woodstock (Nation) hasta el Gran Cañón y el Griffith Park en Los Angeles. Las comunidades psicodélicas alrededor del país se organizaron en lugares donde habitaban juntos; algunas se volvieron conocidas por activismo político, como por ejemplo, Trans-Love Energies, Morningstar Ranch, Berkeley Tribe, New Buffalo, Diggers, Yippies y una banda poco famosa de asaltantes llamada The Family. La Iglesia neo-americana de Art Kleps, la Liga de Descubrimiento Espiritual de Leary y la iglesia de la Venus Psicodélica de Jefferson Fuck Polland, todas entablaron acciones legales sin éxito para conseguir el estatus de libertad para sus sacramentos que la Native American Church había conseguido con el peyote. Conforme decaía la década de los 70, una nueva figura de culto americano nativo nacía: don Juan, el misterioso hechicero Yaqui de los libros de Castaneda, para quien el peyote ("mescalito") representa un maestro y protector; y el hongo mágico, un aliado. Don Juan enseña el uso de una cierta planta alucinógena con el fin de suspender aquellas impresiones y creencias condicionadas, y permitir que reinos supernaturales se vuelvan accesibles y útiles para algún guerrero o sabio. Las técnicas de este indio chamán que vive alejado de la localidad rural de Sonora son notablemente parecidas a los métodos de la auto- metaprogramación en la biocomputadora humana creada por el científico John Lilly tras haber ingerido LSD por varios años en total aislamiento.

STP

El interés popular por las drogas psicodélicas se mantuvo en alza entre 1966 y 1968. Inmediatamente después de comenzar la fabricación y distribución ilícita de ácido, surgió una variedad de otros psicoactivos sintéticos. Probablemente, el más famoso fue la STP o DOM, 2,5-dimetoxi-4-metilanfetamina. Se trata de una droga psicodélica parecida a la anfetamina, similar a la mescalina; este alucinógeno de distorsión mental experimental fue sintetizado por Alexander Shulgin en 1964. Cinco mil tabletas del laboratorio de Owsley fueron repartidas en el Festival de Solsticio de Verano en San Francisco en 1967; sin embargo, la dosis fue muy alta, incluso para veteranos usuarios de LSD, lo que causó varios malos viajes. Un estimulante placentero en bajas dosis (un miligramo o menos), la STP es la droga psicodélica más fuerte en dosis altas (alrededor de 20 miligramos), ya que la droga no se metaboliza fácilmente en el cuerpo, y como resultado sus efectos a menudo duran de 24 a 72 horas dañando las funciones normales del cuerpo. La STP libera una energía psíquica casi incontenible. Tiritones y pequeños temblores pueden ocurrir mientras "el pasado y el futuro se disuelven en un presente eléctrico, entregando una orientación completamente nueva" (Alpert/Ram Dass). El "peak" con STP puede durar 12 horas, con períodos de gran hilaridad y reflexiones de proporciones cósmicas. Los usuarios prefieren los efectos de un cuarto de dosis (cinco miligramos), que son más parecidos a los del LSD y la mescalina. Pero la reputación de la STP (iniciales de Serenidad-Tranquilidad-Paz) nunca mejoró debido a los incidentes causados por la ingestión, los que en algunos casos se vieron empeorados por la administración de toracine. Alrededor de un año después de que se introdujo en el mercado, la STP casi desapareció de las calles.

MDA/MDMA

Estas corresponden a dos anfetaminas psicodélicas bien conocidas. La MDA (3,4-metilendioxianfetamina) se sintetizó por primera vez en Alemania en 1910, pero se mantuvo en la oscuridad hasta que Gordon Alles (descubridor de la anfetamina) descubriera accidentalmente sus efectos psicoactivos. La MDA, que apareció a fines de la década de los 60, se promovió ampliamente como una "droga del amor" o "speed". Se trata más que nada de una droga psicodélica corporal, que une sentimientos de euforia y una cercanía emocional con una sensibilidad táctil intensificada. No produce los estados de despersonalización y alucinatorios de otras drogas psicodélicas, pero exalta el sentimiento hasta el punto de convertirse en un potencial mediador espiritual y vuelve muy conversadores a los usuarios. La dosis efectiva es entre 120 y 150 miligramos, y el viaje dura cerca de 8 horas.

La MDA es un derivado de isosafrol, que se encuentra en varios aceites provenientes de plantas o aceites vegetales como sasafrás y nuez moscada. Se ha comprobado que se trata de un agente psicoterapéutico prometedor. El terapeuta pionero en trabajar con drogas psicodélicas, Claudio Naranjo, la llama "la droga de la verdad" y "la droga del análisis". Igualmente advierte de la posibilidad de desarrollo de síntomas tóxicos que varían dependiendo el individuo, y sugiere el uso de dosis más bajas hasta que se establezca la toxicidad. Un número de compuestos cercanamente relacionados (PMA, TMA y DOB) poseen un potencial mucho mayor de sobredosis, incluyendo daño a la vista, y su falsificación por MDA ha ocasionado una mala publicidad para esta sustancia, para la cual una síntesis y dosis correcta son importantes factores de seguridad. A pesar de la continua demanda por MDA de calidad, esta droga psicodélica poca veces está disponible; su precio generalmente es de cinco dólares.

MDMA (3,4-metilendioximetanfetamina)
es un compuesto derivado de uno de los aceites esenciales contenidos en la nuez moscada (miristicina). Difiere de la MDA sólo por la presencia de un grupo metoxil en la molécula. Con respecto a sus efectos psíquicos, difiere también en cuanto se produce un "peak", pero sereno, y el viaje dura sólo la mitad del tiempo. Naranjo caracteriza esta droga como un intensificador del sentimiento de lo presente, el "ahora eterno", mientras que con la MDA uno tiende a evocar el pasado.

Otras Drogas Psicodélicas con Anfetamina
A parte de la MDA, STP y MDMA, un número de drogas psicodélicas emparentadas con la anfetamina (feniletilaminas metoxiladas, compuestos químicamente análogos a la mescalina) han sido fabricados ocasionalmente por químicos clandestinos y distribuidos en cantidades limitadas para uso recreacional. Cerca de 30 o 40 de dichos compuestos se han probado en seres humanos, algunos en experimentos secretos realizados por el ejército o la CIA. Los más conocidos son DOB, TMA-1, TMA-2, PMA (una sustancia altamente tóxica) y IT-290. Con una dosis correcta, resulta un viaje de 6 a 8 horas similar al de la mescalina, pero si se ingiere demasiado podría sobreexigir al sistema nervioso. Cientos de combinaciones psicoactivas más son posibles.

DMT/5-MeO-DMT/DET

Probablemente, la droga psicodélica más espectacular, debido a su acción extremadamente rápida, es la DMT (N, N-dimetiltriptamina), una sustancia semisintética de base núcleo indólico usada ampliamente en la década de los 60, y esporádicamente desde entonces. Sus efectos son casi idénticos a 5-MeO-DMT (5-methoxi-n, n-dimethiltriptamina) su agente activo se encuentra en la corteza resinosa de varios árboles de Sudamérica, especialmente Anadenanthera peregrina (antiguamente Piptadenia peregrina) y las tribus nativas lo usaban en forma de polvo para inhalar llamado cohoba, virola, paricá y yopo. Cohoba fue quizás la primera droga psicodélica del Nuevo Mundo en ser descubierta: Colón y su grupo observaron su uso en Haití en su segunda expedición a América (1496). Una manera común de drogarse con este polvo es para dos personas aspirarlo por cada orificio nasal a través de un palo de bambú hueco o un hueso tubular. Banisteriopsis rusbayana, que cuenta con una alta concentración de 5-MeO-DMT, es uno de los aditivos más poderosos de la infusión de yagé.

La estructura química de la DMT es muy parecida a la de la psilocibina; su síntesis es relativamente simple. En el mercado callejero se remoja con perejil y se fuma con marihuana. Una dosis individual es de entre 3,5 y cinco miligramos, que debería aumentarse según el número de personas que fumarán del cigarrillo de DMT. Los efectos totales de un viaje psicodélico se manifestarán en segundos luego de haber fumado, y el "peak" se producirá entre tres y 10 minutos después. No hay manera de prepararse para la arremetida, excepto recostarse o sentarse cómodamente; uno sólo puede rendirse a la tremendamente acelerada inyección de un fenómeno sensorial. Leary inventó una "máquina de escribir experiencial" para describir la experiencia con DMT: cada tecla está relacionada con todo un rango de efectos. Debido a que estos decaen en medio hora, la DMT fue conocida como "trip del ejecutivo".

DET (dietriltriptamina) es un compuesto sintético cercanamente relacionado a la DMT, pero raramente puede encontrarse en la calle. Sus efectos no son tan intensos como los de la DMT, pero duran entre una hora y media y dos horas. La dosis estándar es de entre 50 y 60 miligramos. La DPT (dipropiltriptamina), otra triptamina de corta acción, tiene una duración de entre dos a tres horas. La DET y DTP se asemejan a mini viajes con ácido, y de esta manera han tenido gran éxito como agentes psicoterapéuticos. La corta acción de las triptaminas no tienen tolerancia cruzada con el LSD, la psilocibina ni la mescalina.


PCP

Si bien no es un droga psicodélica, el PCP (fenciclidina) ha tenido constantemente un lugar en la cultura psicodélica. Comercializado farmacéuticamente bajo el nombre de Serenyl, tal como el tranquilizador y anestésico usado en animales (desde ahora el nombre clandestina es "Hog"), el PCP debutó a finales de la década de los 60 como la "droga de la paz", que se suponía era THC recientemente sintetizado. Sus suaves efectos psicodélicos comienzan lentamente y duran entre tres a cuatro horas, muy parecido a un hashish de buena calidad, excepto por una extraña sensación de disociación mente-cuerpo. Poco después se reencarnó en "polvo de ángel", una preparación de marihuana y perejil espolvoreada con PCP para ser fumada. El PCP a veces se mezcla con LSD, y la combinación resultante es falsificada por mescalina o psilocibina. Tiene un serio potencial de abuso causando paranoia cuando se usa en gran cantidad en corto tiempo. El PCP reacciona peligrosamente con alcohol, y si bien se puede elaborar fácilmente (y de forma barata), puede causar reacciones somáticas peligrosas cuando se sintetiza incorrectamente.

Ketamina

Clorhidrato de ketamina, anestésico no barbitúrico para niños, también se ha utilizado en años recientes para producir un viaje psicodélico de 45 minutos de poder sustancial. Una inyección de un c.c. produce rápidamente desorientación y un estado OBE (estado disociativo, extracorporal) alucinatorio y de ensoñación. Con dosis más altas, es posible experimentar un "peak" psicodélico. 10 c.c. corresponde a una sobredosis, pero le sigue una completa recuperación. Lo psiquiatras la han utilizado experimentalmente en psicoterapia. La disponibilidad en la calle fue limitada en cuanto droga recreacional, hasta que apareció en forma de un cristal verde que se podía inhalar; y aunque ahora generalmente viene como un polvo blanco, aún se le llama "verde".