Ir a Página de Inicio
 
  10 de Febrero del 2003

Rigoberta Menchú pide a las Naciones Unidas que se cumplan los derechos del pueblo saharaüi tras visitar los campos de regugiados

(comunicado íntegro)

DECLARACIÓN DE LA SRA. RIGOBERTA MENCHÚ TUM SOBRE SU VISITA A LOS CAMPOS DE REFUGIADOS SAHARAUIS

Luego de la visita realizada a los campos de refugiados saharauis en Tindouf, Argelia, durante la cual tuve el honor de reunirme con el Presidente de la República Árabe Saharaui Democrática, Mohammed Abdelaziz, miembros de su gobierno, las organizaciones sociales saharauis, y conocer sus escuelas y hospitales; declaro:

1. Mi reconocimiento a la valiente y ejemplar lucha del pueblo saharaui, sus mujeres y sus jóvenes, bajo la consecuente conducción del Frente Polisario por su libre determinación, su derecho irrenunciable a retornar a su territorio ilegalmente ocupado por el reino de Marruecos y a construir una vida digna para sus hijos.

2. Mi reiterado llamado a las Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad, el Enviado Personal del Secretario General y a la comunidad internacional a buscar sin mayores dilaciones una paz definitiva y justa, fundada en el respeto de todas las resoluciones del Consejo de Seguridad y la Asamblea General que reafirman el principio del pueblo saharaui a su libre determinación, y a continuar la ayuda humanitaria y la protección a la población saharaui tanto en los territorios ocupados como en los propios campos de refugiados.

3. Mi reclamo al Reino de Marruecos a cumplir con dichas resoluciones, respetar los derechos humanos de la población saharaui en los territorios ocupados, permitir el libre tránsito y la observación internacional y garantizar el pronto desarrollo del referendum acordado en el Plan de Arreglo de 1990 y reiterado en los Acuerdos de Houston de 1997, absteniéndose de realizar mayores acciones dilatorias que impidan y distorsionen la libre expresión del pueblo saharaui.

4. Mi reconocimiento a la solidaridad internacional de estados, movimientos sociales y organismos no gubernamentales que han brindado al pueblo saharaui la posibilidad de sobrevivir en las más adversas condiciones, y desarrollar una singular experiencia de construcción social profundamente humana y una construcción institucional ejemplarmente democrática.

5. Comprometo mis esfuerzos y los de la Fundación que presido para respaldar esta lucha en todos los ámbitos a mi alcance, ampliando la solidaridad y propiciando los acuerdos políticos que hagan posible el logro de la paz y el fin del sufrimiento del pueblo saharaui en el plazo más breve posible.

Rabuni, 7 de Febrero de 2003

Rigoberta Menchú Tum
Premio Nobel de la Paz
Embajadora de Buena Voluntad de la Cultura de Paz - UNESCO