Ir a Página de Inicio
 
 

La Alternativa Sensata

James Robertson

En este texto clásico, el autor presenta las características de las distintas creencias sobre el futuro, y nos invita a construir el futuro mejor para todos.


Pensar acerca del futuro puede ser una cosa complicada. Un bien conocido texto guía sobre la literatura dedicada a futuros alternativos contiene análisis de más de cien ítems. Reportes sobre futuros alternativos para los Estados Unidos han descrito muchos posibles escenarios, dándoles nombres tales como "poniéndose las botas", "viaje a la trascendencia", "renacimiento industrial" y "calma madura". Sociedad post-industrial, sociedad súper-industrial, sociedad post-civilizada, sociedad tecnotrónica, sociedad convivencial, sociedad madura, sociedad para-primitiva, sociedad psico-social, sociedad de la post- escasez, una sociedad del aprendizaje y la planificación- éstas son sólo unas pocas de las maneras en que individuos futurólogos han descrito el tipo particular de sociedad que ellos están prediciendo o recomendado para el futuro. Bancos de pensamientos, unidades de investigación política, institutos para el futuro, futuristas profesionales, modelos computacionales del futuro- todos estos han proliferado durante los últimos veinte años aproximadamente. Si tuviéramos que descubrir y entender lo que todos ellos piensan acerca del futuro, no comenzaríamos nunca a pensar acerca de éste por nosotros mismos.

Pero debemos pensar acerca del futuro por nosotros mismos. No podemos dejar esto simplemente a los expertos. Los expertos tienden a ser estrechos y especializados. Esto significa que los expertos no ven el cuadro completo, y que diferentes tipos de expertos están en desacuerdo acerca de lo que es importante. Los expertos hacen las cosas complicadas- ya sea por descuido, porque han olvidado cómo pensar con simplicidad, o deliberadamente, con vistas a impresionarnos con su expertizaje. Los así llamados expertos- quienes, incidentalmente, son usualmente hombres y no mujeres- siempre ven el futuro como un reflejo de ellos mismos. Si para el escritor negro James Baldwin "el futuro es negro", para el experto en energía nuclear es un futuro de energía nuclear, y para el experto del espacio es un futuro en el cual los viajes espaciales y la colonización espacial son las claves características. En general, si dejamos a los expertos pensar acerca del futuro por nosotros, elegimos con eso un cierto tipo de futuro- un futuro dominados por expertos.

Por lo tanto tenemos que clarificar cosas por nosotros mismos. Esto significa hacer algunos supuestos iniciales bastante simples. Los míos son los siguientes:
1. Hay inequívocamente cinco posibilidades diferentes para el futuro como se discute en este capítulo.
2. Los próximos 15 o 20 años serán un período crítico en la historia de la humanidad.
3. Pensar en el futuro sólo es útil e interesante si afecta lo que hacemos y cómo vivimos hoy en día.
4. El pensamiento práctico acerca del futuro implica una mezcla de lo siguiente:
-Predecir qué es posible que suceda;
-Pronosticar que sucedería si....;
-Decidir qué queremos que suceda;
-Y actuar en consecuencia.

Cinco Escenarios
Muchas personas se inclinan hacia una u otra de las siguientes cinco visiones (o escenarios) sobre el futuro. Cada una de las cinco es tomada por algunas personas cómo la única visión realista. ¿Cómo percibe usted cada una de ellas? ¿Cuál prefiere? ¿Cuál percibe que será la más cercana al verdadero futuro que sucederá?. Yo prefiero la quinta, y este libro trata principalmente acerca de cómo sería, de por qué ésta puede suceder y cómo podemos ayudar a que ésta suceda. Las cinco visiones son como sigue:

1. Más de lo Mismo: Esta visión sostiene que el futuro será muy parecido al presente y al pasado. No se duda que continuará habiendo muchos cambios y crisis, alarmas y viajes, como por ahí siempre ha habido. Pero que los principales problemas de los países industriales de Europa y Norte América no cambiarán dramáticamente. Ni los mejores métodos para manejarlos. Ni tampoco los puntos de vista y actitudes de la mayoría de la gente. Esta visión puede ser presentada como el único enfoque realista a los problemas prácticos de llevar las cosas adelante en razonable buen orden. Esta atrae a gente plácida y pragmática, a los buenos operarios, a los exitosos localizadores de averías, a los reformadores moderados, a la gente que ésta contenta con su presente posición o futuras expectativas en el sistema existente. También atrae a los derrotistas, a la gente informada cínica y mundana, crítica del actual estado de cosas, pero que está convencida de que no puede cambiarlo y de que tampoco está preparada para intentarlo.

2. Desastre: Esta visión sostiene que las cosas están comenzando a derrumbarse catastróficamente. Que no hay alternativa realista a la guerra nuclear y al creciente desorden, hambre, contaminación, pobreza, miseria y enfermedad y crimen a escala nacional e internacional. Esta visión, también, puede ser presentada como la única visión realista del futuro. Esta es sostenida por gente calmada y precavida, que sopesado las posibilidades cuidadosamente y que piensa que no vale la pena engañarse a sí mismos y a otros. También a trae a los pesimistas: a los mercaderes del fuego del infierno, a los sermoneadores y a los condenados, que gozan haciendo incomodarse a otras personas y que quieren hacerse notar; y a la gente cuya experiencia personal de fracaso ha marcado su pensamiento acerca del mundo.

3. Control Autoritario (CA): Las variantes del ala derecha y del ala izquierda de esta visión deben ser distinguidas. La variante del ala derecha nos concierne principalmente en este punto.
Esta está de acuerdo en que el riesgo de desastre es muy real, pero sostiene que la mejor manera de evitarlo es aceptar un sistema autoritario de gobierno. Las personas que sostienen esta visión apuntan a la emergencia de regímenes autoritarios en anteriores períodos de crisis- Julio César y Augusto después del colapso de la República Romana, Napoleón después de la Revolución Francesa, Hitler después de la República de Weimar en Alemania, Stalin después de la Revolución Rusa- como evidencia de que la gente se vuelve hacia la autoridad en tiempos de caos. Ellos dicen que las escaseces mundiales y las presiones de la población están creando una situación en la cual demasiada gente está compitiendo por demasiados pocos recursos. La única solución a esta "tragedia de los recursos comunes", en la cual la codicia individual incontrolada destruye el bien común, es como la propuesta por Hobbes en su "Leviathan": debemos entregar nuestra libertad a un poder soberano, que hará cumplir la ley y el orden y distribuirá los limitados recursos imparcialmente entre todos nosotros; de otro modo nuestras vidas serán pobres, solitarias, sucias, brutales y cortas. Esta visión también puede ser presentada persuasivamente como el único enfoque realista del futuro. Esta atrae a personas que piensan que ellas tienen más que perder del desorden que de la dictadura; a gente con un temperamento autoritario y dominante; a gente que tiene un bajo concepto de otras personas ("tú no puedes cambiar la naturaleza humana"); y a gente que piensa de sí misma como perteneciendo a la clase gobernante antes que a la gobernada.

4. El Futuro Hiper-Expansionista (HE): Esta visión sostiene que podemos salir de nuestros problemas presentes acelerando los impulsos súper-industriales en la sociedad Occidental, en particular haciendo un uso más efectivo de la ciencia y la tecnología. La colonización espacial, la energía nuclear, la computación y la ingeniería genética podrían permitirnos superar los límites de la geografía, la energía, la inteligencia y la biología. Esta visión atrae a la gente optimista, energética, ambiciosa y competitiva, para quienes los logros económicos y técnicos son más significativos que el crecimiento personal y social. Estas personas son a menudo hombres. Su futuro preferido ofrece juguetes más grandes y empleos más importantes para los niños. Para muchos de los actuales formadores de opinión, especialmente en Europa y Norte América, ésta es aún la única visión concebible del futuro- y también una excitante.

5. El Futuro Sensato, Humano y Ecológico (SHE): Esta visión sostiene que, en vez de acelerar, nosotros deberíamos cambiar de dirección; como he dicho en otra parte, la clave para el futuro no es la continúa expansión sino el equilibrio- equilibrio entre la gente y la Naturaleza. Esta no es una receta para el no-crecimiento. Pero las cruciales nuevas fronteras para el crecimiento ahora son sociales y psicológicas, no técnicas y económicas. El único rumbo realista es darle prioridad tope a aprender a vivir apoyándonos unos a otros en nuestro pequeño y atestado planeta. Esto implicará descentralización, no mayor centralización. Este es el único modo de organización que funcionará. Debiéramos dirigirnos a crear lo que Willis Harman llama una "Sociedad Trans-industrial". Esta visión atrae a las personas optimistas, participativas y reflexivas, que rechazan cada una de las primeras cuatro visiones como no realistas o inaceptables, y cree que un mejor futuro es factible. Esta ha ganado creciente aceptación durante los últimos cinco años. Es honrado decir que ésta también atrae a un gran número de personas excéntricas.

De estas cinco visiones. Más de lo Mismo es la única que sostiene, en efecto, que no necesitamos inquietarnos mucho con el futuro; y Desastre es la única que sostiene que la catástrofe es inevitable. Las últimas tres comparten un serio interés por el futuro una creencia común en que el desastre es evitable. Pero éstas están en desacuerdo acerca del modo más efectivo de evitar el desastre; y están en desacuerdo acerca de qué tipo de futuro es más deseable. CA recomienda coaccionar; HE recomienda escapar; y SHE recomienda avanzar. CA y HE son elitistas y centralistas, mientras que SHE es igualitaria y descentralista. HE y SHE son optimistas mientras que CA es pesimista al menos en su forma del ala derecha. CA es restrictiva, SHE es conservacionista, mientras que HE es expansionista.
Necesitamos entender todas estas diferentes visiones, porque el verdadero futuro contendrá casi con certeza elementos de todas las cinco: hasta cierto punto las cosas continuarán como antes; hasta cierto punto habrán desastres; hasta cierto punto la observancia de nuevas regulaciones será necesitada; hasta cierto punto nuevas tecnologías nos ayudarán a romper los límites existentes; y hasta cierto punto la gente desarrollará nuevos modos de vivir más sensatamente, más humanamente, y más ecológicamente. Aunque yo prefiero la quinta visión (SHE), yo ciertamente no niego que el gobierno y la tecnología tienen una positiva contribución que hacer para una sociedad mundial sensata, humana y ecológica.
Otra razón para tratar de entender todas las cinco visiones (y las diferencias entre ellas) es que el verdadero futuro será formado por cada una de ellas interactuando con las otras. Las dinámicas de este tipo de interacción son importantes. Otras personas enfocan el futuro de modo diferente que nosotros; sólo si entendemos cómo y por qué, seremos capaces de comunicarnos con ellas, de tal modo que ellas puedan aprender de nosotros y nosotros de ellas; y, sólo consiguiendo eso, nos aseguramos que el verdadero futuro se produzca bien.

(1): Extractado del libro "The Sane Alternative: A Choice of Futures"; edición 1983. Traducción de Pedro di Girólamo. Traducción y publicación autorizadas por el autor.