Ir a Página de Inicio
 
 

El Desdoblamiento Astral

Aristóteles llamaba pneuma al aura y decía que forma parte esencial del hombre y de los animales y es análoga al elemento que integra a las estrellas. Más tarde, los filósofos esoteristas ampliarían este concepto diciendo que ese cuerpo astral del ser humano tiene aspecto luminoso y es susceptible de separarse del cuerpo físico y atravesar los muros, porque no está hecho de materia física normal.

Este concepto, de carácter místico, contrasta con otro completamente físico, en el cual representa un gran papel el discutido fenómeno de la materialización. Se dice que, si puede transmitirse la voz y la imagen por medio de ondas, también deberá ser posible algún día realizar la teletransportación. En teoría, este fenómeno no resulta muy absurdo. El cuerpo humano está formado por átomos que no integran una masa compacta, sino que dejan grandes espacios libres entre sus núcleos y electrones, tanto como la distancia relativa que separa a la Tierra del Sol. Y existen moléculas especiales, como las llamadas zeolitas, que permiten el paso de otras moléculas semejantes.

...Si estos elementos contienen grandes vacíos y es posible en teoría que los cuerpos puedan atravesarse sin problemas, ¿no podría producirse la teletransportación?

...La literatura fantástica ha abordado en algunas ocasiones este tema. En la novela La mosca, original de George Langelaan, un científico realiza experiencias de teletransportación con animales. El día que decide utilizar su propio cuerpo para pasar de un laboratorio a otro, una mosca se aproxima demasiado a él. En consecuencia, al transladarse átomo por átomo al otro lugar se materializa con su propio cuerpo, pero con la cabeza de la mosca. Mientras tanto, la mosca echa a volar y se pierde en el jardín, portando, a su vez, una cabeza humana.

...Pero este caso pertenece al terreno de la imaginación. Hay en cambio otros, completamente incomprensibles, que han sucedido en la realidad. Entre ellos está el de la muerte de Antoine Fabre d'Olivet, quien vivía en Paris a comienzos del siglo XIX. Este hombre estudiaba los misterios iniciáticos, ideó un sistema para interpretar el Antiguo Testamento basándose en la Cábala y creó el rito de la Celeste Cultura, cuyo simbolismo no partía de la arquitectura masónica del universo, sino de los misterios sagrados de Eleusis.

...En el interior de su departamento instaló un templo, donde la mañana del 27 de marzo de 1832 fue hallado por la policía su cuerpo sin vida. La puerta estaba cerrada por dentro. El hombre tenía el pecho abierto y el corazón estaba al descubierto. El arma supuestamente suicida no apareció por ningún lado. Como si se hubiese desmaterializado después de castigar al imprudente que quiso jugar a ser Dios.

...Los casos de objetos hechos aparecer de pronto por médiums más o menos conocidos integran una larga relación. Uno de los sensitivos que realizaron este cambio de lugar de objetos fue Daniel Dunglas Home. Sin embargo, ninguno de ellos cambió su propia persona de sitio. Jamás lograron desmaterializarse ellos mismos. Y si lo hubieran hecho, su cuerpo habría desaparecido de donde estaba para presentarse de nuevo en otro lugar. Y este no es el caso del cuerpo astral, que se desprende de la envoltura física, abandonándola, y esta quede inerte, como un cuerpo sin vida.

En la India dicen que desdoblarse es fácil ...Los ascetas que en la India dominan las técinas del yoga saben desprender el cuerpo astral del físico sin problemas. Les basta con tenderse en un lecho, relajar el cuerpo y poner la mente en blanco. Desean entonces que su espíritu se eleve hasta abandonar el cuerpo físico, y lo demás viene solo. Este fenómeno lo realiza esta gente a voluntad, pero también en el mundo occidental ha acontecido, provocado unas veces y causado por circunstancias muy especiales otras, como enfermedad o peligro de muerte.

...Entre los místicos han sucedido casos de desdoblamiento, igual que de levitación, ocasionados seguramente por un acusado éxtasis místico. Se conocen tres que se han convertido en clásicos y que aparecen en casi todos los tratados de parasicología. Uno de ellos sucedió len la mañana del 21 de Septiembre de 1774. El cardenal Alfonso de Liguori ofició una misa en Florencia, visiblemente fatigado a causa de una enfermedad. Al llegar a su casa se dejó caer en un sillón y perdió el conocimiento. Tardó dos días en recobrarlo. Y mientras su médico de cabecera buscaba en vano la causa de su sopor, el doble del cardenal visitaba al Papa Clemente XIV en su lecho de muerte. El hecho insólito sería confirmado por los prelados que acompañaron al Sumo Pontífice en sus últimos momentos, pues no dejaron de observar la figura silenciosa del cardenal Alfonso de Liguori.

...En el siglo XX vivió el padre Pío, quien desde niño se había distinguido por su profunda religiosidad. Su doble visitó en plena I Guerra Mundial a un general italiano a quien acababan de derrotar vergonzosamente los ejércitos austríacos. Le disuadió de no pegarse un tiro en la cabeza. Años más tarde recibió la visita de un obispo uruguayo, a quien prometió acompañar en sus últimos momentos. Encontrándose el obispo a las puertas de la muerte vio de pronto al padre Pío, cuyo cuerpo físico se hallaba al otro lado del océano.

...El tercer caso sucedió el 7 de octubre de 1571, cuando el Papa Pío V vivió una curiosa aventura. Encontrándose en el Vaticano, viajó de pronto su doble a la bahía de Lepanto, donde luchaba la cristiandad dirigida por Don Juan de Austria contra los turcos. Examinaba el Papa unas cuentas con el tesorero Busotti cuando perdió la noción de las cosas. Se sintió transportado a la batalla y poco después declaraba entusiasmado que Dios había derrotado a los infieles. Los testigos anotaron la hora y el día e informaron a otros cardenales de lo sucedido. La confirmación de la victoria no tardó en llegar.

El lapón que impresionó a un obispo sueco

El obispo de Upsala, ciudad sueca famosa por su universidad, se encontraba en agosto de 1850 en Laponia, en las regiones septentrionales de su país, donde conoció a Peter Lardahl. Sabedor éste de que el prelado tenía deseos de saber si los lapones dominaban la habilidad de desdoblarse, lo invitó a contemplar un acto, pero con la condición de que no se moviese de su asiento. Quemó el lapón unas hierbas y se sumió en profundo trance. Al volver en sí explicó al obispo que había estado en su casa y que vio a una mujer preparando comida en la cocina. Se apoderó de un anillo y lo escondió en una caja.

...Cuando el obispo regresó a Upsala supo de labios de su esposa que perdió el anillo de bodas, inexplicablemente, y que le pareció ver un hombre vestido de lapón, que desapareció de pronto. El obispo halló el anillo en el lugar indicado por aquel hombre.

...Un famoso caso de desdoblamiento sería protagonizado por el gran escritor alemán Goethe, del cual daría fe su amigo el consejero Johann Friedrich Rochlitz, de la ciudad de Leipzig. Este hombre se había trasladado a Weimar. Lo sorprendió un fuerte aguacero y llegó con la ropa empapada a casa de Goethe, quien había salido. El ama de llaves le prestó la bata del escritor y sus zapatillas. El consejero se acomodó en un sillón y se durmió, sin darse cuenta.

...De pronto se encontró frente a su amigo, en el camino de Belvedere. Goethe se dirigió a él y le preguntó por qué iba con sus zapatillas y su bata. Y mientras Rochlitz sufría aquel desdoblamiento, Goethe se encontraba en el lugar soñado por su amigo, acompañado por cierto hombre llamado Klemm. Y pronunció las mismas palabras que el consejero reproduciría más tarde.

...El periódico Daily News del 17 de mayo de 1905 publicó un curioso artículo sobre lo sucedido a los diputados Parker y Hayter. Decían que habían dirigido la palabra en una sesión del Parlamento al comandante Rascher, y que el militar no contestó a su saludo. La noticia hubiera parecido carente de interés de no haber sucedido aquel preciso día en que el militar no acudió al Parlamento. Estaba enfermo en su casa.

...Otro caso muy interesante fue el protagonizado por Louis Rodgers, quien vivía en la ciudad australiana de Melbourne desde que en 1931 amigró de Inglaterra. Antes de morir en 1942 había sido visto en varios lugares al mismo tiempo. El Dr. Martin Spencer, director del Instituto de Investigaciones Síquicas de Australia, realizó con este individuo algunas experiencias. Rodgers permaneció tres semanas encerrado en un hotel, vigilado por la policía y al mismo tiempo fue visto en la ciudad de Sydney. El 12 de abril de 1937 le dio una palabra clave: Lilas. Aquella misma tarde, una voz habló por teléfono desde Sydney. Sólo dijo una palabra: Lilas.

...Por fortuna para el consejero Rochlitz, para el lapón del obispo, para Louis Rodgers y para tantos otros, a nadie se le ocurrió maltratar al cuerpo dormido ni se produjo un incendio que pudiese lastimarlo. Y estas molestas y peligrosas consecuencias causadas por un probable accidente, eran bien conocidas por los antiguos.

Unos cuantos ejemplos para terminar

Se cuenta que el griego Hermotino, quien vivió en el siglo IV a.C., que podía abandonar su cuerpo a voluntad y viajar a donde le placía. Su esposa deseaba librarse de él para reunirse con su amante. Quemó su cuerpo inerte. Fue por esta razón, dicen las viejas crónicas, que se prohibiría a las mujeres entrar en los templos.

...Tuvo más suerte el inglés S. H. Beard, quien aprendió a fines de siglo la habilidad de viajar a través de los muros. Un día de noviembre de 1881 concentró toda su voluntad en la idea de encontrarse en casa de su novia S. L. Verity, quien vivía en el número 22 de Hogarth Road, en Kensington.

...Debió resultar un éxito la prueba, porque la día siguiente preguntó la joven a su novio por qué llegó y se fue tan aprisa, sin decir nada. La siguiente ocasión, Beard visitó a su futura cuñada cuando dormía y le acarició los cabellos y una mano. Estaba tan satisfecho con sus proezas que se ufanó en público y la noticia llegó a oidos del investigador Edmund Gurney. Este pidió a Beard que realizara otra experiencia, en su presencia. Tuvo lugar el 22 de marzo de 1884. El doble astral del joven viajó a casa de Miss Verity, quien ya sabía del asunto. Pero recibió tan fuerte impresión que se desmayó. Pidió a Beard que no volviese a violar su intimidad si deseaba casarse con ella. Beard aceptó. No volvió a jugar con los dobles astrales y hubo intimidad con su novia, pero de verdad.

...Estando enfermo de malaria en la población griega de Patmos, el poeta inglés Lord Byron fue visto en Londres, firmando el registro de asistentes en el palacio donde había enloquecido el rey Jorge III. Cuando le informaron que su doble había sido visto en la capital británica, se limitó a comentar: "Ojalá que mi doble se haya comportado como un verdadero gentleman".

...Isabel de Rusia fue vista durmiendo en su lecho por unos cortesanos, y sentada en el trono a la misma hora por otros. Cuando despertó la durmiente, ordenó fusilar a la increíble imagen, que se desvaneció en el aire. Poco después moriría la zarina.